Si en tu proyecto constructivo, obra, remodelación o trabajo de mantenimiento necesitas ocupar un andamio, es importante que conozcas las medidas de seguridad básicas para que ya sea tú, o tus trabajadores no corran riesgos y eviten lamentables consecuencias.

En caso de que compres o rentes andamios, es necesario que el armado de la estructura cuente con la supervisión de personal calificado para ello. Si compraste un andamio, solicita a la empresa que te lo vendió que te capacite para armarlo. Pero si lo rentaste, el negocio que te ofrece este servicio está obligado a montar y desmontar la estructura.

Cerciórate que la superficie donde habrán de colocarse los andamios esté nivelada, estable y firme. También debes tomar en cuenta que tu andamio cuente con barandillas o barras de protección a los lados y las viguetas o tablas que utilices como piso en cada nivel, estén en perfectas condiciones y tengan el grosor suficiente para garantizar su resistencia.

Por último y no menos importante, debes asegurarte que las personas que usarán el andamio cuenten con el equipo de protección adecuado. Debes manejarlo como un requisito indispensable; que para subirte a un andamio, no lo puedes hacer si no llevas puesto un casco de seguridad, botas con suela aislante y antideslizante, guantes de protección, cinturón de seguridad con arnés sujetado a una estructura firme y ropa de trabajo adecuada para realizar tus labores.

En Grupo PIESA te invitamos a toma en cuenta estos consejos preventivos para llevar a cabo tus trabajos en alturas sin contratiempo alguno.